ONUSIDA insta a los Gobiernos a garantizar que los proveedores de servicios para el VIH de las organizaciones lideradas por la comunidad sean reconocidos como proveedores de servicios esenciales en el contexto de la COVID-19

proveedores servicios garantizar int

 

GINEBRA, 18 de mayo de 2020—Uno de los grandes pilares de la respuesta al VIH, el suministro de servicios sanitarios liderado por la comunidad, se ha vuelto incluso más importante en el contexto de la COVID-19, mientras siguen aumentando las necesidades de los miembros de la comunidad marginados y la carga sobre el sector sanitario. Ello hace que sea vital garantizar la prestación continuada de los servicios para el VIH, la tuberculosis y otras enfermedades.  Las organizaciones lideradas por la comunidad están siendo la salvación para los grupos de población de todo el mundo que se están dejando desatendidos, que son marginados y a los que cuesta llegar.

Las restricciones de distanciamiento físico han supuesto enormes desafíos para quienes necesitan acceder a los servicios básicos. De esta forma, se ha incrementado la carga sobre las organizaciones de la comunidad, las cuales se han convertido en el eje central del suministro de servicios.

ONUSIDA reconoce que las organizaciones de la comunidad tienen una incomparable experiencia a la hora de crear y suministrar respuestas a las crisis de salud y derechos humanos dentro de sus comunidades. Las muchas redes y los innumerables grupos liderados por la comunidad que emergieron para responder al VIH poseen una ingente experiencia práctica y fuerza organizativa, y gozan de un enorme acceso a la comunidad para facilitar el suministro de apoyo que salva vidas e influir en las prácticas de la vida real de las personas, para así proteger mejor su salud.

Las redes y las organizaciones lideradas por la comunidad también han forjado importantes relaciones profesionales y desempeñado grandes papeles dentro de los sistemas comunitarios y sanitarios, incluyéndose aquí funciones de coordinación y de rotación de tareas. Como ha quedado demostrado en muchos países, estas capacidades pueden, con el apoyo adecuado, desplegarse para facilitar la provisión de información sobre la COVID-19, así como otras informaciones en materia de prevención, pruebas y cuidados. Sin embargo, al no estar formalmente reconocida la naturaleza esencial de su trabajo, se enfrentan a grandes barreras que les dificultan el seguir prestando y acercando servicios. De esta forma, ONUSIDA considera fundamental para responder a la COVID-19 y mitigar los descomunales impactos de la pandemia que las organizaciones lideradas por la comunidad sean apoyadas para prestar los servicios esenciales y dispongan de los equipos de protección y del marco político necesario para seguir haciéndolo con seguridad.

El gran papel de las organizaciones lideradas por la comunidad ha de ser adecuadamente reconocido y apoyado en el contexto de la COVID-19. Deben formar parte de todos los aspectos de la planificación, el diseño y la puesta en marcha de las intervenciones tanto para combatir la COVID-19 como para mitigar su impacto en otras áreas sanitarias, como el VIH y la tuberculosis. En concreto, y como punto de partida, ONUSIDA insta a los comités nacionales y regionales encargados de la crisis por la COVID-19 a:

  • Incluir la fuerza de trabajo de los servicios de atención sanitaria liderados por la comunidad en las listas de proveedores de servicios esenciales, y a tratarlos como proveedores de atención sanitaria.
  • Diseñar restricciones de distanciamiento físico y políticas que permitan a los servicios liderados por la comunidad el continuar operando de manera segura. Los servicios esenciales incluyen, pero no solo se limitan a, la prestación física de servicios sanitarios para el VIH, la tuberculosis, la COVID-19 y otros servicios sanitarios entre los que están los productos de prevención, como preservativos, lubricantes, agujas limpias y terapia de sustitución de opiáceos, anticonceptivos, kits de higiene, kits de test, medicación, triaje y cuidados, apoyo para la adherencia, paquetes de alimentos y otros productos básicos, provisión de servicios legales y protección a supervivientes de la violencia de género y otros tipos de violencia y discriminación. Se ha de prestar especial atención a las necesidades de las personas con discapacidades físicas.
  • Proporcionar una autorización especial a los proveedores de servicios liderados por la comunidad para que puedan moverse libremente, con los equipos de protección personal adecuados, con el fin de prestar así los servicios en el lugar y el momento en que se necesiten.
  • Garantizar que las organizaciones, las redes y los grupos liderados por la comunidad cuenten con los equipos de protección personal y la formación adecuada para protegerse a sí mismos y a sus clientes durante el suministro de servicios.
  • Adoptar medidas urgentes para garantizar la seguridad y la expansión de los fondos existentes para las organizaciones lideradas por la comunidad, para que estas puedan continuar prestando servicios.
  • Garantizar la gobernanza inclusiva y transparente de las respuestas a la COVID-19, con organismos encargados de la toma de decisiones que incluyan a los representantes de las organizaciones lideradas por la comunidad, incluyéndose aquellas centradas en el género, la equidad y los derechos humanos, para asegurar que las políticas para la COVID-19 se diseñen con el fin de apoyar a los proveedores de servicios y las actividades necesarias para lograr una respuesta eficaz e igualitaria.

 

ONUSIDA

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) lidera e inspira al mundo para hacer realidad su meta global de cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida. ONUSIDA aúna los esfuerzos de 11 organizaciones de las Naciones Unidas (ACNUR, UNICEF, PMA, PNUD, UNFPA, UNODC, ONU Mujeres, OIT, UNESCO, OMS y Banco Mundial) y trabaja en estrecha colaboración con asociados mundiales y nacionales para poner fin a la epidemia de sida para el 2030 como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Obtenga más información en unaids.org y conecte con nosotros a través de Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

 

CONÉCTATE CON NOSOTROS

Estamos en las redes sociales.

Síguenos

Arrow
Arrow
Slider
CONTÁCTANOS

Ciudad del Saber, calle Gonzalo Crance, Edificio #166. Apartado Postal: 0816-01914, Ciudad de Panamá, Panamá.

Tel. +507 3014600
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Arrow
Arrow
Slider