ONUSIDA felicita a las 30 nuevas organizaciones calificadas para recibir fondos catalíticos en respuesta al VIH y al COVID-19 en América Latina y el Caribe

top organizaciones

 

10 de agosto de 2021

El Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) felicita a las 30 nuevas organizaciones calificadas en la Convocatoria 2020 para el Fortalecimiento a Organizaciones de Base Comunitaria que trabajan en la Respuesta al VIH en América Latina y el Caribe, en el contexto de la pandemia de COVID-19. Sus proyectos fueron seleccionados entre las 133 postulaciones que cumplían con todos los criterios mínimos para participar en la selección. En total, se recibieron 198 solicitudes entre julio y agosto de 2020.

Esta selección se da en una nueva fase de financiamiento, tras vislumbrar los resultados de las 31 primeras organizaciones que fueron financiadas en el año 2020 a través de un proceso abierto y competitivo organizado por ONUSIDA.

Estos nuevos 30 proyectos fueron anunciados después de un proceso de evaluación realizado por un comité conjunto formado por ONUSIDA y sus agencias copatrocinadoras: el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS).

Cada uno de estos proyectos será ejecutado en un país diferente de la región: Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

“En casi 40 años de experiencia en la respuesta al VIH, hemos aprendido que las iniciativas lideradas por la sociedad civil y las comunidades son esenciales para alcanzar a los más vulnerables a la epidemia. Y me complace decir que acertamos cuando decidimos invertir en estas organizaciones durante la pandemia del COVID-19 porque han dado resultados y han demostrado que son cruciales para la respuesta a las pandemias”, dijo Alejandra Corao, Directora Regional a.i. de ONUSIDA para América Latina y el Caribe. “Me gustaría felicitar a las primeras 31 organizaciones seleccionadas en 2020 y desear que las 30 nuevas también tengan el mismo éxito en alcanzar las personas más vulnerables en estos tiempos tan difíciles para la región.”

Estos proyectos tienen como objetivo responder a los desafíos de los países para hacer frente a dos epidemias de VIH y de COVID-19 que se encuentran y afectan profundamente a las personas más vulnerables. Esto fue evidenciado en las diferentes encuestas en línea realizadas desde el inicio de la pandemia de COVID-19 y que mostraron las diversas vulnerabilidades de las personas que viven o que son afectadas por el VIH, no solo en términos de prevención del COVID-19 sino también de prevención del VIH y ejercicio de los derechos humanos.

 

Fase inicial de la Convocatoria 2020

Las 31 organizaciones financiadas en la fase inicial de la Convocatoria impactaron a un total de 713 mil personas. Se alcanzaron un total de 274 productos, divididos entre el fortalecimiento a los servicios de salud, cursos de formación y sensibilización, acciones de comunicación, protección ante el COVID-19, estudios, planes y acuerdos para nuevas alianzas de trabajo, y abogacía. Estos también contaron con el apoyo financiero de PMA, PNUD, UNFPA, y UNICEF.

table2 1

Respecto a las poblaciones clave, un 35% de los fondos utilizados fueron destinados hacia hombres gais y hombres que tienen sexo con hombres, un 18% hacia mujeres, un 9% tanto para población indígena, población afrodescendiente como para trabajadoras sexuales. Las personas trans acumularon un 5% de los fundos catalíticos , así como las personas en movilidad que también representaron un 5% de los fondos destinados.

Las organizaciones de la sociedad civil y comunidades financiadas por el proyecto contaron con un amplio conocimiento a impacto respecto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. De esa manera, un 38% de los resultados alcanzados estuvieron enfocados en el Objetivo 3: Salud y Bienestar, y un 20% de ellas atacaron específicamente la meta 3.3 (Poner fin al Sida).

Además, al menos 23% del financiamiento se dirigió hacia mujeres en toda su diversidad.

“Con estas acciones estamos dando vida a personas olvidadas; todos los elementos que les dimos representan vida, y cuidados”, comenta Georgina Gutiérrez, del Movimiento Mexicano de Ciudadanía Positiva sobre el proyecto que ya implementó. Agradezco a ONUSIDA por financiar nuestro proyecto enfocado en poblaciones privadas de libertad en México; con él apoyamos a una población carente en todos los ámbitos.”

“Gracias al financiamiento otorgado por ONUSIDA, nuestro proyecto Hablemos en Positivo entregó 450 kits de salud sexual y reproductiva, organizó charlas sobre fomento de la salud, prevención del VIH, ITS y COVID- 19; y se difundió una campaña comunicacional de sensibilización en redes sociales enfocada en visibilizar y promover los derechos humanos de las personas LGBTIQ+ en situación de movilidad humana, así como de las personas que viven con VIH”, comenta Danilo Manzano de Diálogo Diverso en Ecuador.

“Hemos cambiado nuestra manera de pensar, nuestra actitud para tratar a las personas que tienen VIH, gracias al financiamiento de ONUSIDA. En la selva no se habla del VIH, y hay cada día más personas con el virus”, comenta Aurora Coronado de la La Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú  (FENMUCARINAP) “Y el conocimiento también se transmite. Ahora le hablamos con el corazón a las y los jóvenes con VIH y muchos ahora se están cuidando y tomando su antirretroviral”.

Entre las líneas estratégicas de la Convocatoria, la línea sobre el continuo de respuesta, prevención y atención al VIH contó con una robusta movilización de acciones y recursos – 45 productos que buscaron contribuir a ese fin – , mientras que la línea sobre acciones de las comunidades para asegurar los Derechos Humanos de las personas que viven con VIH, luchar contra el estigma, la discriminación y la violencia hacia personas que viven con VIH movilizó 77 productos.

La nueva Estrategia Mundial sobre el Sida 2021 – 2026 establece que “los servicios de base comunitaria alcanzan escala sustancial en la prestación de servicios por cuenta propia y al mismo tiempo apuntalan la atención en clínica y extienden el alcance de los servicios de salud formales. Un punto fuerte de la sociedad civil se encuentra en su diversidad, a menudo representando y prestando servicios a las diferentes comunidades marginadas. Es importante asegurarse que la defensa de la sociedad civil está habilitada para movilizar apoyo político para impulsar la ambición, el financiamiento y la equidad en la respuesta” 1 .

En ese sentido, Marcela Alsina que implementó un proyecto Regional junto a la Asociación para una Vida Mejor de Honduras(APUVIMEH) y el Movimiento Latinoamericano de Mujeres Positivas (MLCM+), destaca que gracias al apoyo de ONUSIDA lograron llevar adelante una campaña en cinco países de la región que les relevó datos importantes para definir sus ejes estratégicos de acción.

“Supimos que el 35% de las mujeres encuestadas sufrieron algún tipo de violencia de género o violencia institucional en tiempos de COVID-19; que las restricciones para acceder a la vacuna son evidentes en cada país; que el acceso a información sigue siendo débil; por ejemplo”, cuenta Marcela. “Esta propuesta fue una oportunidad para incidir en las diferentes instituciones que conforman nuestras sociedades e instalar el tema para que sean capaces de detectar, observar, abogar y brindar respuestas adecuadas a las situaciones de estigma, violencia y discriminación desde el enfoque interseccional y desde las perspectivas de Derechos Humanos y de género.”

 

Nuevas organizaciones

“Es importante que ONUSIDA apoye el trabajo de organizaciones comunitarias que atienden las necesidades de poblaciones clave, que muchas veces no son atendidas por el Estado. Este financiamiento de ONUSIDA nos ayudará a continuar con la labor que viene desarrollando ACCIONGAY desde hace 34 años”, comenta Richard Villarroel, director de Gestión Comunitaria de Acción Gay Chile.

“Desde ICW Uruguay, estamos muy agradecidas por esta gran oportunidad. Este proyecto llega en un momento, donde los estragos económicos de la COVID-19 en la población de mujeres viviendo con VIH hicieron que la vulnerabilidad se viera acentuada. Apoyar a las mujeres que viven con VIH es parte de nuestra visión y misión, y este proyecto contribuye a nuestros objetivos” dicen Maureen Brenson, Secretaría de ICW Uruguay, y Anahí Chittara, Presidenta de ICW Uruguay.

“Para Lila Mujer es importante que ONUSIDA apoye y acompañe la organización de base porque permitirá fortalecer capacidades y aprendizajes en relación con la atención de las necesidades de la población que vive con VIH, tanto las poblaciones clave como la sensibilización a la población en general del Oriente de Cali, área metropolitana e incluso incidencia a nivel del suroccidente colombiano”, comenta Yaneth Valencia, dirigenta de Lila Mujer.

 

Conozca a las 30 nuevas organizaciones que ya han comenzado a implementar sus proyectos:

Haz clic aquí para acceder al documento en PDF

 


1 Estrategia mundial contra el sida 2021-2026, página 50. Disponible en: https://www.unaids.org/es/Global-AIDS- Strategy-2021-2026

CONÉCTATE CON NOSOTROS

Estamos en las redes sociales.

Síguenos

Arrow
Arrow
Slider
CONTÁCTANOS

Ciudad del Saber, calle Gonzalo Crance, Edificio #166. Apartado Postal: 0816-01914, Ciudad de Panamá, Panamá.

Tel. +507 3014600
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Arrow
Arrow
Slider