CEPAL y el ONUSIDA instan a un mayor financiamiento de fondos públicos para los programas preventivos dirigidos a las poblaciones en mayor riesgo.

onusidacepalLa edición de 2014 de la publicación anual de CEPAL Panorama Social de América Latina, incluye un análisis de las responsabilidades compartidas en los recursos destinados a la respuesta al VIH en América Latina y describe la situación regional del financiamiento doméstico e internacional de los programas de VIH.

El artículo destaca que los recursos disponibles para el VIH se han incrementado continuamente en los últimos años y la región financia un 94% de la respuesta al VIH con fondos nacionales, mientras que un 6% proviene de donantes internacionales. Así, comparando con otras regiones con países de ingresos medio y bajo, América Latina está a la vanguardia a nivel mundial en términos del financiamiento de la respuesta al VIH con fondos nacionales, pero este liderazgo no abarca a los programas preventivos dirigidos a las poblaciones en mayor riesgo.

Si bien es posible afirmar que en su conjunto la región no depende de los donantes para sostener la respuesta al VIH, los promedios regionales ocultan la fragilidad financiera de un tercio de los países de América Latina: mientras la Argentina, el Brasil, Chile, Colombia, México, Uruguay y Venezuela (República Bolivariana de) cubren el 95 % o más de su financiamiento para el VIH con fondos nacionales, Bolivia (Estado Plurinacional de), Guatemala, Honduras y Nicaragua dependen del financiamiento de donantes para cubrir del 40% al 55% de sus respuestas.

La dependencia de donantes también es relevante en la prevención del VIH para las poblaciones clave y vulnerables, lo que se percibe como un importante punto débil en la respuesta al VIH en la región: a) la mitad de los países de la región dependen de recursos externos para financiar sus programas de prevención dirigidos a estos grupos, y b) de los 20 millones de dólares que en 2013 sumo el gasto agregado de los 14 países que reportaron cifras sobre el financiamiento y gasto en las respuestas al VIH para programas preventivos destinados a poblaciones clave, el 2/3 (63%) provino de fondos de donantes.

Incluso en los países donde los recursos nacionales sufragan la mayor parte de las actividades de prevención, el financiamiento de los donantes es comparativamente más alto en los programas de prevención para las poblaciones clave.

No está claro si esta dependencia del apoyo de los donantes demuestra una falta de compromiso político por parte de los gobiernos con estos grupos en mayor riesgo (trabajadoras del sexo y hombres que tienen contacto sexual con personas de su mismo sexo) o si, por el contrario, refleja el ambiente actual de los donantes, en el que se da prioridad a las propuestas de financiamiento dirigidas a las poblaciones clave o una combinación de ambos factores. Esta situación amerita ser considerada cuidadosamente, pues la capacidad de acceder a los fondos internacionales ira siendo cada vez menor a medida que las economías de los países continúen creciendo. Saber si los gobiernos absorberán el financiamiento de estos programas clave para la prevención del VIH una vez que el financiamiento de donantes se contraiga, es una interrogante valida a la vista de los datos presentados por los países.

Para más información sobre la colaboración entre CEPAL y ONUSIDA: CEPAL y ONUSIDA firman convenio para apoyar respuesta regional al VIH

 

CONÉCTATE CON NOSOTROS

Estamos en las redes sociales.

Síguenos

Arrow
Arrow
Slider
CONTÁCTANOS

Ciudad del Saber, calle Gonzalo Crance, Edificio #166. Apartado Postal: 0816-01914, Ciudad de Panamá, Panamá.

Tel. +507 3014600
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Arrow
Arrow
Slider