Print this page

SEGUNDO ENCUENTRO DE LA RED LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA DE JOVENES POSITIVOS

octubre11Con el objetivo de fortalecer sus capacidades organizacionales y técnicas, J+LAC realizó su Segundo Encuentro Regional del 7 al 10 de Octubre de 2013 en la ciudad de Antigua, Guatemala. Este Encuentro ha reunido a más de 20 referentes nacionales de la Red de 17 países de América Latina y el Caribe Hispanohablante.

J+LAC ha concentrado sus esfuerzos en los procesos de fortalecimiento de los espacios de contención y abogacía política para lograr la transformación social de la respuesta al VIH. Además J+LAC busca promover la participación de los adolescentes y jóvenes positivos en espacios de toma de decisiones para garantizar la plena realización de sus derechos humanos, derechos sexuales y reproductivos; erradicar el estigma y la discriminación vinculada al VIH; y alcanzar el acceso universal a servicios de atención integrales, y de calidad, que respondan a las necesidades específicas de los adolescentes y jóvenes.



Por segundo año consecutivo, ONUSIDA, UNICEF y UNFPA han apoyado la realización de este Encuentro y han brindado acompañamiento técnico a J+LAC, a lo largo del año, para fortalecer sus capacidades organizacionales y la promoción del liderazgo de sus miembros para lograr el cumplimiento de sus objetivos estratégicos. Entre las prioridades establecidas por J+LAC se encuentran el fomentar la participación de los jóvenes en los espacios regionales y nacionales de toma de decisiones, el fortalecimiento de capacidades de la Red y sus miembros y la incidencia política para remover las barreras que obstaculizan el acceso de los adolescentes y jóvenes a los servicios relacionados al VIH y la SSR.

ONUSIDA reconoce que han habido grandes avances en la respuesta a la epidemia en adolescentes y jóvenes, pero mucho más queda por hacer. "Es necesario dejar de ver a los jóvenes como simples beneficiarios de los servicios de VIH, los jóvenes deben jugar un rol central como socios y líderes en la respuesta al VIH" señala César A. Núñez, Director Regional de ONUSIDA. En América Latina, se estima que 215,000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes viven con VIH, en este sentido, se hace evidente la necesidad de visibilizar y reducir las barreras que impiden alcanzar una mejor calidad de vida a esta población, como lo son el estigma y la discriminación, los entornos legales no favorables para la respuesta al VIH y la ausencia de servicios de salud relacionados al VIH y la salud sexual y reproductiva amigables y con un enfoque intercultural, entre otras.